Diario de Iberia – Cap 7

Capitulo 7: Era del señor oscuro, Caída del señor oscuro y aparición de Antuan

Esa noche, que reflexionaba en mi casa, Antonio vino a verme, charlábamos sobre la situación, pero de pronto una terrible sensación me invadió, el señor oscuro se acercaba, antes de que pudiéramos darnos cuentas y hacer nada, este individuo, se nos presento en casa, y comenzó hablarnos de grandes delirios de grandeza y poder, tras una tensa situación y de luchar fieramente contra este señor oscuro sin resultado aparente, este fue capaz de romper los hechizos de protección sobre las piedras e ignorar la fuerza de estas, siendo capaz de llevarse todas y cada una de ellas, dejando un gran boquete en mi casa, intentamos hacer todo lo humanamente posible e incluso mas, pero este individuo marcho llevando las piedras, y dejando un gran vacío de desconsuelo en nuestro interior, Sin saber que hacer, en ese momento apareció Ibrahim, contamos lo sucedido y conversamos el resto de la noche sobre posible alternativas ha llevar a cabo.
Pasaron algunos días, y no se sabia nada del señor oscuro y de sus terribles planes, no sabíamos que hacer y no podía sentir donde se encontraban las piedras entonces, esa fatídica noche, el señor oscuro se apareció ante nosotros para decirnos que nos uniéramos todos a el, y que doblegáramos a su voluntad, el Dios de la Muerte, iba a ser invocado esa noche, intentamos detenerle y huyo, le seguimos y llegamos a una vieja casa abandonado que se caía a cachos, donde el olor a sangre inundaba la nariz, pintado en un suelo con esta una gran estrella de cinco puntas, y en cada una de ellas, una piedra colocada, el señor oscuro comenzó a conjurar unas palabras que sonaban con el mal misma mente, fuego salía del suelo, y luces se concentraban en el centro de la estrella, y un ser comenzaba a tomar forma, los valiente hombre que allí nos encontrábamos, Absy, Antonio, Ibrahim, y Yo, luchamos codo con codo, en una fiera batalla contra el señor oscuro, pero este yacía como protegido por un aura de mal a su alrededor, que no le dañaba, cuando el ser termino de tomar su forma demoniza, el señor oscuro vitoreo, en ese momento un individuo vestido todo de morado, botas tunica, guantes y sombrero, apareció en escena, el señor oscuro lo miro y exclamo –“amo”- este de una mirada fulmino al señor oscuro, no sin antes despreciar todos los esfuerzos de este por su señor, desaparecido el señor oscuro, este individuo se nos presento como el mago Antuan, indico al demonio que se materializo y llevo las piedras, que yacían en el suelo, intentamos detenerle pero antes de poder ni siquiera tocarlo, había desaparecido seguido de su esbirro. El contacto con este mago no se perdió, que seguía apareciendo y desapareciendo de nuestra presencia constantemente, intentando crear la confusión y el caos entre nosotros, tras algunas investigaciones y gracias a la ayuda de un importante amigo, Aramis el templario, conseguimos averiguar, que este mago Antuan trabaja directamente con los inquisidores, y que era una impórtate cabeza de la inquisición.

Algún tiempo después, conseguir descubrir cosas de Antuan, el esta estudiando las piedras, el poder de esta no esta ni en un uno por cierto explotado, y fue capaz de invocar a un dios del otro plano, con todo su poder a pleno, los resultados serian inimaginable y Antuan busca este poder, no conseguí comprender sus objetivos pero busca este poder con ansías y anhelo. Las piedras las guarda en un sótano que tiene en su casa, y allí las tiene protegidas. Ya ha pasado algún tiempo desde esto, nada se sabe ya de este mago Antuan, ¿habrá muerto?, ¿estará de viaje? Lo que esta claro, es que las piedras siguen en su casa, y el poder que la sello, sigue protegiéndolas.